50 impresoras y multifuncionales KYOCERA consiguen certificaciones Blue Angel por su respeto medioambiental

KYOCERA mantiene, desde sus inicios, una decidida apuesta por la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente en todos y cada uno de sus productos. Un esfuerzo que ha sido recompensado recientemente con nada menos que cincuenta certificaciones Blue Angel a diversas impresoras y multifuncionales de la marca, los cuales han superado una serie de exigentes requisitos de sostenibilidad y de respeto al medio ambiente.

El número de equipos distinguidos con esta insignia pone de relieve el excelente trabajo realizado en KYOCERA, tal y como destacó Detlef Herb, Director de Seguridad de los Productos y Medio Ambiente en la compañía: “Cuando hablamos del respeto al medio ambiente de nuestros equipos, no dejamos de esforzarnos para mejorar aún más”.

Kyocera_logo

En 1997 Kyocera se convirtió en el primer fabricante de impresoras en recibir una certificación Blue Angel para uno de sus equipos. Desde entonces, en Kyocera se ha seguido innovando con tecnologías de vanguardia como ECOSYS o el uso de componentes de larga duración en los distintos equipos de la marca.

Sobre la certificación Blue Angel

La Certificación Blue Angel (Blauer Engel en Alemán) es una certificación alemana para productos y servicios respetuosos con el medio ambiente los cuáles no contaminan ni dañan el medio ambiente.

El certificado ha sido otorgado desde 1978 por el jurado “Umweltzeichen”, un grupo de 13 personas pertenecientes a grupos de protección al consumidor, industria, organismos, empresas y congregaciones.

Tras la introducción de la certificación alemana Blue Angel en 1978 como la primera certificación medio ambiental, otros países europeos y extra-europeos han seguido su ejemplo y han introducido sus propias certificaciones medioambientales tanto nacionales como supra-regionales. El objetivo común de dichas certificaciones es informar a los consumidores sobre productos respetuosos con el medio ambiente dando, de esa manera, apoyo a los productos relacionados con la protección medioambiental.

En 1994, algunos países cooperaron en el desarrollo de la Red Global de Eco-Etiquetado (Global Ecolabellin Network – GEN), un grupo de intereses sin ánimo de lucro formado por organizaciones de certificaciones ecológicas de todo el mundo.

Fuente de contenidos: Kyocera Document Solutions España y Wikipedia.org