Tipos de etiquetas y ribbons

Antes de todo, el contenido total de este post es una recopilación de las entradas del blog http://etiquetasnitram.blogspot.com.es. Como nos han parecido muy ilustrativas del tema a tratar, las agrupamos y exponemos a continuación.

¿Por qué hablar del mundo de las etiquetas?

Mucha gente puede pensar que una etiqueta adhesiva en sí no tiene mucho misterio. Seguramente si preguntamos a la mayoría de nuestros conocidos  nos dirán que es una “pegatina”, una “pegatina” que se pega en un bote, en una caja, en un mueble… sin más.

Una etiqueta puede ser marketing, puede ser identificación, puede ser normativa, puede ser información o incluso puede ser ahorro para todo tipo de empresas.

Etiquetas-adhesivas-Compra-Venta[1]

¿Qué es una Etiqueta Adhesiva?

Si pensamos en el concepto “etiqueta” podemos dividir la descripción en dos significados totalmente distintos: el significado teórico y el significado práctico.

En el significado teórico, una etiqueta es un conjunto de material frontal (papel o film plástico), un adhesivo y un papel soporte, y que dispuesta generalmente en un rollo, sirve para ser aplicada sobre una superficie para que se adhiera a ésta y tenga una función y un tiempo de vida determinado. El croquis vendría a ser el siguiente:

Croquis+Etiqueta[1].jpg

En el sentido práctico, una etiqueta hoy en día es una necesidad, es marketing, es normativa, es ahorro, es identificación, es trazabilidad…

Todas las compañías que se dedican a la producción, los mayoristas, los distribuidores y los usuarios finales de los productos que llegan al mercado, necesitan de la etiqueta. Desde unos que necesitan tener controlada la trazabilidad de lo que producen, hasta los últimos de la lista que necesitan saber qué están consumiendo. Y entre medias están un sinfín de normativas en todos los sectores, que hacen que la etiqueta sea imprescindible dentro de todo el ciclo de la cadena de suministro.

Una etiqueta es capaz de darnos la información necesaria en cada momento. Puede ser una etiqueta muy sencilla que simplemente nos muestre un logotipo de una compañía o una señal de alerta, a una etiqueta que nos dé un sinfín de información y que nos indique todos los pasos que ha seguido ese producto hasta llegar a donde está.

Tecnología de Impresión de Etiquetas Adhesivas en rollo.

La tecnología utilizada para imprimir en una etiqueta adhesiva en rollo es la Transferencia Térmica (en adelante TT). Y dentro de este concepto podemos encontrar la Transferencia Térmica Directa (en adelante TTD) y la Transferencia Térmica Indirecta mediante traspaso de tinta o Ribbon-cinta de transferencia térmica. (en adelante TTR).

¿Qué es la TT? Esta tecnología funciona con un cabezal que emite calor al paso de la etiqueta, y hace reaccionar el papel térmico o el Ribbon, para plasmar la información en el frontal de la etiqueta.

En el caso de la TTD, el frontal de la etiqueta está compuesto por una gran cantidad de compuestos químicos que al ser sometidos al calor reaccionan entre sí y desarrollan la imagen. Es decir, al paso de la etiqueta, los puntos del cabezal emiten calor directamente sobre el frontal y aparece la impresión que hayamos configurado previamente.

Si hablamos de la TTR, entra un elemento que no aparece en el TTD, que es la cinta de transferencia térmica, llamada coloquialmente Ribbon. El Ribbon es una cinta que contiene, aparte de otros productos, la tinta para que mediante el contacto con el calor que emite el cabezal, se fije la impresión en el frontal de la etiqueta. Es decir, en este caso, el Ribbon se sitúa entre el cabezal y el frontal de la etiqueta y, al contacto con ambos, su tinta se traspasa a la etiqueta según la orden de impresión que previamente hayamos configurado.

Ejemplos gráficos de ambas tecnologías:

TTD

TTD[1].jpg

TTR

TTR[1]

¿Qué es una Cinta de Transferencia Térmica o Ribbon?

Si hablamos de Transferencia Térmica Directa como tecnología de impresión, tenemos que hacer intervenir un elemento externo como es la Cinta de Transferencia Térmica, que en adelante llamaremos Ribbon.

Pero… ¿Qué es el Ribbon?

El Ribbon es el consumible que contiene la tinta necesaria para la impresión. Su presentación es en rollos y cada rollo está compuesto por una capa de polyester a la cual se le aplica una o varias capas de tinta por un lado y una capa protectora o recubrimiento de fondo por el otro.

Estructura+Ribbon[1]

Aparte de estos tres elementos básicos para la impresión mediante calor, el rollo de Ribbon necesita otros tres componentes para “llevarse bien” con la impresora que le va a transmitir los datos. Son la cabecera, el indicador de fin y el mandril.

La cabecera es un film de Polietileno que protege la primera capa tintada de la cinta y que a su vez sirve para poder instalar el rollo en la impresora.

El indicador de fin tiene también una función de protección y seguridad. Su misión es la de asegurar que la impresora detecta el final del rollo protegiendo así al cabezal térmico.

Y finalmente hablamos del mandril. Es un canuto casi siempre de cartón y que sirve para enrollar la cinta durante su rebobinado-fabricación y desenrollarla durante la impresión. Según a qué máquina va destinado, las características físicas del mandril cambian.

Componentes+Ribbon[1]

Una vez introducidas las características técnicas y físicas de un rollo de Ribbon os comentaré las calidades existentes de la cinta según la superficie dónde se va a imprimir.

La tinta por sí sola no es capaz de anclar en una superficie de papel o fílmica. Necesita algo más para poder aguantar en la etiqueta el tiempo necesario para el que la aplicación ha sido diseñada. Digamos que hay que ponerle un poco de “salsa” al compuesto.

Existen tres tipos genéricos de calidades de cinta: la cera, la mixta (cera-resina) y la resina. Ya las hemos situado en orden de menor a mayor calidad.

Dependiendo de la superficie a imprimir y de la durabilidad necesaria de la función de la etiqueta se utiliza una u otra.

Es muy importante saber encontrar la combinación correcta etiqueta+Ribbon para obtener un buen rendimiento para cada tipo de aplicación. Para ello, hay que tener claro como adecuar cada calidad de Ribbon a la superficie que debe ser impresa y a dónde-cómo se va a utilizar la etiqueta.

Materiales frontales para Etiquetas Adhesivas.

Si echamos la vista un poco atrás, recordaremos que una Etiqueta Adhesiva está compuesta por un Material Frontal, una capa de Adhesivo y un Papel Soporte de ambos.

Pues bien, hoy hablaré sobre los materiales frontales más comunes utilizadas para la fabricación de etiquetas adhesivas. El hecho de ser los más comunes está definido tanto por las necesidades del mercado como por el precio de cada material. Para que una aplicación sea correcta hay que buscar la buena relación calidad-precio.

Tenemos tres tipos de materiales frontales que destacan por encima de los demás: los papeles estucados y no estucados, los  papeles térmicos directos y los films o plásticos. Vamos por partes.

Primero hablaré de los papeles. Vamos a tocar una variedad de papel estucado y uno de no estucado.

Si hablamos de papel no estucado, el que más se utiliza es el Papel Blanco Mate o Vellum. El Vellum es un papel económico totalmente mate que se utiliza para aplicaciones muy simples y para etiquetas que no se expongan a la intemperie. No se recomienda pre imprimir colores en este tipo de material, no da la calidad necesaria. Se necesita ribbon para imprimirlo.

Pasando al papel estucado, el más común de todos es el Papel Blanco Couché semibrillo. El couché también es económico aunque tiene un aspecto más brillante que el Vellum. Esto es debido al brillo que se aplica en su laminación. Al contrario del papel mate, es normalmente utilizado en etiquetas a color, puesto que su brillo da una calidad suficiente para aplicaciones que lleven desde a un logo hasta imágenes de calidad fotográfica. No es recomendable exponer el material a condiciones muy extraordinarias y se necesita ribbon para imprimirlo.

Pasemos a hablar de los papeles térmicos directos. En este segmento hay dos claros exponentes como son el Papel Blanco Térmico No Protegido o Económico, y el Papel Blanco Térmico Protegido.

El Térmico Económico o No Protegido es un papel barato que se utiliza principalmente en el mundo de la logística. Se usa para etiquetas que tienen una vida muy limitada puesto que es fácilmente erosionable. La característica principal del térmico como ya comentamos es la reacción directa al calor. Pues bien, una etiqueta térmica sin proteger reacciona ante cualquier roce distorsionando su impresión, incluido el arañazo de una uña. No necesita ribbon para ser impresa y no lo recomiendo para pre imprimir en su conversión a rollo.

Entrando con el Térmico Protegido ya hablamos de otra cosa. También se trata de un material cuya vida es corta, pero gracias a su capa de protección encima de la capa de papel, puede ser utilizada para aplicaciones mucho más exigentes. Como tal, se puede exponer fácilmente al agua, a la humedad, al frío… Es muy utilizado en el sector de la alimentación (pescados, cárnica, frutería,…). No necesita ribbon para su impresión y no tiene ningún problema al ser pre impreso incluso con calidades fotográficas.

Y finalmente hablaremos de los films o materiales plásticos. Siguiendo la política de hablar de dos calidades de cada segmento, destacaremos el Polipropileno y el Polyester.

El Polipropileno es un material plástico que puede ser blanco o transparente, brillante o mate. Es un material que responde a aplicaciones exigentes y que su naturaleza plástica hace que pueda estar expuesto a todo tipo de ambientes, hablando siempre de una durabilidad media. Es recomendado para ser pre impreso con calidades excelentes. Se utiliza en aplicaciones que requieren etiquetas de alta calidad. Aunque existe alguna solución térmica directa, generalmente se imprime mediante ribbon.

Respecto al Polyester, diremos que es un material idóneo para aplicaciones muy especiales. Tiene alta resistencia a aceites, calor, disolventes, productos químicos,… Está diseñado para etiquetas de alta durabilidad en sectores químicos, automoción, electrónica,… Puede ser pre impreso y se debe imprimir con Ribbon.

Aparte de estos, que son los más básicos, existen muchos materiales frontales más de los que iremos hablando con detalle más adelante.

Adhesivos para el etiquetado.

Una vez hemos hablado ya sobre los materiales frontales de las etiquetas, les llega el turno a sus compañeros inseparables, los Adhesivos.

Existen muchos tipos de adhesivos para muchos tipos de aplicaciones concretas, pero hoy haremos un repaso rápido de los cuatro tipos de adhesivos más comunes y que son los que se utilizan en un porcentaje mayor de los casos: hablamos del Adhesivo Permanente, el Adhesivo Removible, el Adhesivo Hotmelt y el Adhesivo para Congelados.

Empezaremos por el más común de todos los adhesivos: el Adhesivo Permanente. Hablamos de un adhesivo acrílico en base agua que es apto para todo tipo de superficies normales. Como su propio nombre indica, la característica principal de este adhesivo es que una vez se ha aplicado sobre dónde se quiera etiquetar, cuesta mucho despegar sin dejar restos. Por tanto debe aplicarse sobre superficies que no requieran un re etiquetado posterior. Su temperatura mínima de etiquetado es 0ºC y tiene un rango de funcionamiento desde -20ºC hasta 80ºC. Fuera de estas temperaturas la el adhesivo dejaría de funcionar y la etiqueta se caería, como norma general. Su aplicación es muy diversa pero hay que evitar utilizarlo para etiquetar superficies rugosas, húmedas, congeladas, etc…

Si necesitamos un adhesivo que nos permita re etiquetar tenemos el Adhesivo Removible. El removible es un adhesivo de caucho en base agua que asegura una buena removilidad a largo plazo sobre un amplio abanico de superficies. Su característica principal es que una vez aplicado en una superficie, se puede retirar sin que deje ningún resto ni de cola ni de papel. Su temperatura mínima de etiquetado es de -10ºC y su rango de funcionamiento oscila entre -30ºC y 70ºC. Tiene un uso general en gran variedad de aplicaciones e, incluso, debido a su temperatura mínima de etiquetado, puede ser utilizado para etiquetar congelados en casos muy concretos.

Pasamos ya a comentar el Adhesivo Hotmelt. Es un adhesivo compuesto por resina de caucho. Su característica principal es la de tener una capa más gruesa de adhesivo por lo que es capaz de comportarse muy adecuadamente en superficies porosas, rugosas y  húmedas. Una vez aplicado, y al calentarse, se moldea perfectamente a la superficie etiquetada. Su temperatura mínima de etiquetado es de -5ºC y su rango de actuación desde -40ºC a 50ºC. Es un adhesivo recomendado para ambientes fríos, sobre todo si la superficie a etiquetar es húmeda. Se utiliza mucho en el mundo de la alimentación.

Y finalmente hablaremos del Adhesivo para Congelados. En este caso hablamos también de un adhesivo acrílico con base agua. Su característica principal es que permite etiquetar un elemento una vez congelado. Esta característica lo diferencia claramente de los demás. Por ejemplo, con el adhesivo permanente, se puede etiquetar un producto antes de congelarlo, y luego congelarlo. Con el de congelados se puede hacer cuando ya lo está con plena garantía de funcionamiento. Su temperatura mínima de etiquetado es de -20ºC y funciona perfectamente entre -40ºC y 60ºC.

Adhesivos[1]

Más adelante comentaremos aplicaciones concretas con otros tipos de adhesivos.

En el siguiente post hablaremos de la relación entre el tipo de ribbon y el tipo de material frontal a imprimir.

¿Qué combinación de frontal y ribbon utilizar?

Una vez comentadas cuáles son las diferentes opciones si hablamos de materiales frontales para una etiqueta adhesiva y de cintas de transferencia térmica para imprimirlas, vamos a buscar qué relaciones deben tener entre ellas para conseguir una óptima calidad de impresión en cada caso.

Para tenerlo más claro, vamos a partir de un gráfico en forma de pirámide que nos da los datos necesarios para entenderlo correctamente:

Pirámide+Ribbon[1]

Lo primero que nos indica este gráfico es un dato contundente respecto a la proporción en qué cada calidad de ribbon actúa dentro del mercado. Podemos afirmar que en torno al 80% de las aplicaciones del mercado se imprimen con ribbon de cera, que el 15% se imprimen con ribbon mixto Cera-Resina, y que el 5% restante se imprime con resina.

A partir de esta afirmación numérica, que puede variar los porcentajes un poco arriba o abajo, nos aparecen los materiales frontales más genéricos.

La cera en sus diferentes variantes es capaz de imprimir con una excelente calidad en todas las aplicaciones que utilicen Papel Blanco Mate. Recordemos que el mate se usa en aplicaciones muy simples y con etiquetas poco expuestas por lo que esta relación con la cera debería ser siempre suficiente.

etimate[1]

Entramos en el Papel Blanco Couché. Para este frontal, si la etiqueta no está tratada con tintas y no está expuesta, la cera debería funcionar también perfectamente. La cosa cambia cuando entran en escena las tintas. Si pre imprimimos una etiqueta semibrillo, tenemos que pasar a utilizar una cinta mixta. De este modo aseguramos que la impresión va a ser correcta. Es posible que este tipo de aplicación también funcionase con alguna cera, pero no nos garantiza el anclaje de su impresión al 100%.

eticouche[1].jpg

Dicho esto pasamos a hablar de los materiales sintéticos. Para un frontal plástico que no tiene exposición a agentes medioambientales (humedad, lluvia, frío, calor,…) ni a productos que puedan degradar la impresión (aceites, disolventes, alcohol, químicos,…), una calidad mixta debiera ser suficiente. En el caso opuesto, siempre tenemos que utilizar una resina para que la aplicación del resultado esperado.

etisintetica[1].jpg

Una vez comentadas las relaciones de frontales con calidades de ribbon, en el próximo post hablaremos de las aplicaciones para los adhesivos.

Un problema resuelto: etiquetar bandejas con aplicación automática.

Hoy, hablemos de un problema que aparece habitualmente en la industria alimentaria cuando tratamos de hacer estallar una etiqueta en la película que cubre una bandeja de comida.

Para comenzar, voy a presentar el problema. Vamos a hablar sobre una aplicación utilizada en los fabricantes de alimentos que consiste en etiquetar las bandejas en movimiento utilizando la tecnología automática y soplando la etiqueta.

En este caso, hay un error común relacionado con el adhesivo. A veces, en las grandes compañías, el gerente de compras y el gerente de producción piensan diferente sobre qué etiqueta debe elegirse. El gerente de compras suele pensar que la etiqueta más barata es la mejor. Obviamente, él solo está buscando el ahorro. Pero el gerente de producción no está de acuerdo: él necesita que la etiqueta no le da problemas ya que podría llegar a detener las líneas de producción.

Normalmente, en el etiquetado de alimentos hay una mezcla de factores que deben controlarse para garantizar el etiquetado automático correcto: el adhesivo, la superficie a etiquetar, la temperatura y el ambiente. Como este proceso se realiza en cámaras frigoríficas y en un ambiente húmedo, no podemos usar un adhesivo permanente sobre la superficie del film protector.

En general, el resultado de tratar de etiquetar sobre el film protector de una bandeja, en un ambiente húmedo con un adhesivo permanente acrílico, es que la etiqueta saldrá volando justo después del contacto con la película. Ciertamente, parece increíble a primera vista, y tengo que reconocer que la primera vez que encontré este problema no lo podía creer antes de verlo con mis ojos.

Solución: debemos usar adhesivo hotmelt para esta aplicación. La explicación es que el acrílico tiene solo una capa delgada de adhesivo y el hotmelt tiene uno más grueso. Al tenerlo, en el momento del contacto con el film protector tiene una mejor adherencia y permite que la etiqueta permanezca en la superficie sin ningún problema. De todos modos, a veces, un adhesivo hotmelt normal no es suficiente y tenemos que usar un adhesivo hotmelt más grueso para lograr un buen resultado.

Por supuesto, la etiqueta adhesiva acrílica es más barata que la hotmelt pero, ¿qué será más barato si puede llegar a detener las líneas de producción?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s